lunes, 27 de noviembre de 2017

¿Cómo empezar un PROYECTO?

Trabajar por proyectos es algo que ya lleva muchos años instaurándose en las aulas. Para la gente que empieza, su mayor miedo es planificarlo, programarlo, cómo elegir el tema. Así que os voy a contar cómo empiezo yo un proyecto, dejando al margen la polémica de lo que realmente es un proyecto o no, aquí voy a englobar como proyectos lo que eligen los niños o lo que también planifico yo.



Al principio de curso cuando empiezas y programas para todo el año, hay cosas que ya sabes que vas a trabajar, por ejemplo hay proyectos fijos en algunos cursos (Proyecto Mi nombre, Proyecto Así soy yo, La agenda, Proyecto Gloria Fuertes, o algún proyecto que queramos trabajar ese año por alguna celebración o algún aspecto del entorno del cole en el que te encuentras, como el Proyecto de comprensión a nivel de centro Ñam, Ñam, un cereal). Y, entonces, si realmente trabajamos por proyectos no podemos planificar más. Tendremos nuestros objetivos y sus contenidos pero no podemos decidir qué temas son los que vamos a tratar, tenemos que esperar a los niños para poder escucharles.

Cuando empiezas un proyecto, los objetivos y contenidos que has planificado de manera anual, ves cuáles encajan, y los metes en este proyecto que vas a comenzar. Este nuevo proyecto planificado lo añades a mayores, a modo de anexo, a tu programación.

A continuación explico algunos ejemplos de las diversas formas de comenzar un proyecto:

➤Un año en un cole planificamos a principio de curso los proyectos que queríamos trabajar a lo largo del mismo,  yo estaba con 5 añitos, pero estos niños que ya llevaban 2 años eligiendo los temas que querían aprender, estaban mucho más motivados a votar los proyectos (simultáneamente trabajábamos otras cosas que yo ya había panificado). 
Así que proponíamos tema y votábamos, es decir, una elección totalmente democrática.
De ahí salieron:

PROYECTO ÁFRICA




 PROYECTO CASTILLOS Y DRAGONES. Aunque ganaron castillos pero los dragones quedaron a 1 voto.




➤Otras veces, los escuchas, los observas, se nota en el ambiente, por sus comentarios... por ejemplo en un curso de 5 años estaban muy motivados con el tema de que se les caían los dientes, pues ahí llegó el PROYECTO ¿POR QUÉ SE CAEN LOS DIENTES?


➤En otro curso, al empezar un curso de 4 años, en sus cajas de verano, apareció un caballito de mar, y espontáneamente se produjo una conversación entre ellos discutiendo acerca de cómo nacen los caballitos de mar, pues ahí está: PROYECTO EL CABALLITO DE MAR


➤En 3 añitos puedes tener un curso en el que no descubras lo que quieren aprender, entonces, llega primavera y les propones pensar en animales que quieran descubrir y entre todos empezamos a elegir, así poco a poco van aprendiendo a elegir lo que les motiva y tu como maestra vas aprendiendo a tener las orejas muy abiertas y captar un posible proyecto.


➤Y, otros, como he dicho, pues los has planificado tu por lo que sea y entonces hace falta una actividad motivacional fuerte para conseguir engancharles, como el PROYECTO POLO NORTE en el que nuestra mascota nos trajo pistas y un pasaporte para viajar.



o el PROYECTO VAN GOGH en el que recibimos una carta y tuvimos que investigar quién podía ser el señor de la foto.

 


Para mí, no tiene nada que ver un proyecto que tú planificas aunque la actividad motivacional sea muy chula, porque la verdad nuestros niños de infantil para esto son muy agradecidos, y cualquier cosita que les prepares se emocionan y lo viven. Pero no tiene nada que ver a un proyecto que surge de escucharles, de observar si pasa algo significativo que les interesa de manera especial, a raíz de un suceso, de una visita, porque esos son los intereses propios de ese grupo, que es diferente al grupo que está enfrente o al grupo que tuviste el año pasado, estos proyectos son especiales, el clima que se crea es especial, y ellos también lo notan, y si a ti te apasiona esta manera de enseñar también va a ser especial para ti. Los mejores proyectos que he hecho son los que, aunque yo tenía planificada otra cosa, al final han sido ellos los que lo han elegido.


Yo me he tenido que adaptar a los coles en los que me ha tocado, he tenido más o menos suerte, en algunos había método de editorial y apenas los niños podían elegir nada ahí, en otros he tenido mucha libertad, y depende muchas veces de cómo trabajen tus compañeras, pero realmente lo que más sentido tiene para mí, es que sean ellos los que al menos puedan elegir algunos de los proyectos que se trabajan durante el curso, y digo algunos, porque seamos realistas no todo lo van a poder elegir ellos.

Así es como yo lo hago, supongo que no todos hacemos las cosas igual y todas son válidas. Yo siempre que pueda estaré muy atenta a mis niños y sus necesidades para que los aprendizajes sucedan a través de temas motivadores para ellos. 
Porque como dice Francisco Mora "Sin emoción no hay aprendizaje".


Podéis echar un vistazo aquí a algunos de los PROYECTOS que he realizado.




No hay comentarios:

Publicar un comentario